domingo, 18 de julio de 2010

"El Padre y yo somos uno"

Jesús nos dice "Yo y el Padre somos uno". (Juan 10:30)
Eso me recuerda un lema político popular, que decía de dos personas, que eran "UN SÓLO CORAZÓN"....

El Padre y Jesús son uno sólo, tambien, en unidad de propósito.

Al igual que todos sus millones de discípulos por todo el mundo son uno, en unidad de propósito.

COMPAREMOS con la Biblia Valera Antigua, que dice:

Juan 17:20-23 Versión Valera.

"20 Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos.

21Para que TODOS SEAN UNA COSA; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean en nosotros una cosa: para que el mundo crea que tú me enviaste.

22Y yo, la gloria que me diste les he dado; para QUE SEAN UNA COSA, COMO TAMBIÉN NOSOTROS SOMOS UNA COSA.

23Yo en ellos, y tú en mí, para que sean consumadamente una cosa; que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado, como también á mí me has amado."


JUAN 10:30
"Yo y el Padre una cosa somos."
Reina-Valera Antigua (RVA)

Esa Biblia también dice:

Juan 20:17
Reina-Valera Antigua (RVA)

***"Dícele Jesús: No me toques: porque aun no he subido á mi Padre: mas ve á mis hermanos, y diles: Subo á mi Padre y á vuestro Padre, á MI DIOS y á vuestro Dios."***
-----

Juan 20:30-31 Reina-Valera Antigua (RVA)

***"Y también hizo Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, que no están escritas en este libro.

31Estas empero son escritas, para que creáis que Jesús es el Cristo, el HIJO de Dios; y para que creyendo, tengáis vida en su nombre."***

http://www.biblegateway.com/passage/?search=JUAN%2020:17&version=RVA;NVI;CST;BLS;LBLA

http://www.biblegateway.com/passage/?search=JUAN%2020:30-31&version=RVR1995;NVI;CST;BLS;LBLA

¿Quien es Jesucristo?
http://www.watchtower.org/s/bh/article_04.htm

-----------

¿QUIEN ES "EL VERBO" EN JUAN 1:1?
En Juan 1:1 Un buen número de versiones de la Biblia en diversos idiomas hacen una distinción, dejando claro que "El VERBO" o "la Palabra" no era ni es el Dios todopoderoso.

Por ejemplo, algunos biblistas ofrecen las siguientes lecturas de este pasaje:

----“Un ser divino era el Proyecto”,---“la Palabra era divina”---

---
* Véanse las siguientes obras:
---Juan. Texto y Comentario, de J. Mateos y J. Barreto, lectura alternativa;
---Los escritos originales de la comunidad del discípulo “amigo” de Jesús, de Senén Vidal;
---Cuarto Evangelio. Cartas de Juan, de J. J. Bartolomé.

Ver Despertad del 22 de abril de 2005, disponible en linea en:
http://www.watchtower.org/s/20050422/article_03.htm

Juan 1:1 segun otras traducciones:

El erudito católico John L. McKenzie, S.J., en su Dictionary of the Bible, dice: “Rigurosamente, Jn 1:1 debe traducirse

‘la palabra estaba con el Dios [= el Padre], y la palabra era un ser divino’”

(Lo que está entre corchetes es de él. Publicado con nihil obstat e imprimátur; Nueva York, 1965, pág. 317).

En conformidad con lo anterior,

AT- The Bible—An American Translation (1935), J. M. Powis Smith y Edgar J. Goodspeed, dice:


---“la Palabra era divina”;

Mo- A New Translation of the Bible (1934), James Moffatt, dice:
 

---“el Logos era divino”;

NTIV- The New Testament in an Improved Version (1808), publicado en Londres, dice:
 

---“la palabra era un dios”.

Ludwig Thimme, en su traducción al alemán, lo expresa de esta manera:
 

---“Dios de cierta suerte la Palabra era”

-----
Pero eso no es algo nuevo ni único.

Ya en 1864 Benjamín Wilson había publicado su traducción "Emphatic Diaglott" con la misma lectura.
http://en.wikipedia.org/wiki/Benjamin_Wilson_(Biblical_scholar)

-------
Jesús nos dice "Yo y el Padre somos uno". (Juan 10:30)

Eso me recuerda un lema político popular, que decía de dos personas, que eran "UN SÓLO CORAZÓN"....

El Padre y Jesús son uno sólo, tambien, en unidad de propósito.

Al igual que todos sus millones de discípulos por todo el mundo son uno, en unidad de propósito.

Muchas personas utilizan este versículo para justificar su creencia de que Jesús y el Padre forman parte de un Dios trino. Pero ¿es eso lo que Jesús quiso decir?
-
Echémosle un vistazo al contexto. En el versículo 25, Jesús mencionó que sus obras las hacía EN EL NOMBRE DE SU PADRE. Y en los versículos 27 al 29 explicó que SU PADRE LE HABÍA ENCOMENDADO el cuidado de sus “ovejas”, refiriéndose a los discípulos. Estas dos declaraciones carecerían de sentido si Jesús y su Padre fueran el mismo ser. En este pasaje, lo que Jesús estaba diciendo podría resumirse así: “Nadie puede quitarme mis ovejas porque nadie puede quitárselas al Padre. Como mi Padre y yo somos tan unidos, quitármelas equivaldría a quitárselas a él”. Para ilustrar este punto de otro modo, imaginemos que un hijo dice: “Si alguien le hace daño a mi padre, es como si me lo estuviera haciendo a mí”. ¿Verdad que nadie pensaría que son la misma persona? Más bien, sus palabras demuestran la estrecha relación que existe entre ellos, igual que la que hay entre Jehová Dios y Jesús.
-
Ellos también son “uno” en el sentido de que tienen los mismos objetivos, normas y valores. Jesús nunca quiso independizarse de Dios, a diferencia de Satanás y de nuestros primeros padres. Él mismo explicó: “El Hijo no puede hacer ni una sola cosa por su propia iniciativa, sino únicamente lo que ve hacer al Padre. Porque cualesquiera cosas que Aquel hace, estas cosas también las hace el Hijo de igual manera” (Juan 5:19; 14:10; 17:8).
-
Aunque Dios y Jesús son muy unidos, cada uno posee una personalidad distinta. Jesús tiene sus propios sentimientos, pensamientos y experiencias, y puede tomar decisiones por su cuenta. Aun así, decidió someterse a la voluntad de su Padre, pues él mismo declaró: “Que no se efectúe mi voluntad, sino la tuya” (Lucas 22:42). Si Jesús no tuviera la posibilidad de tomar decisiones diferentes a las de su Padre, estas palabras no tendrían sentido. Además, si fueran realmente el mismo ser, indistinguible el uno del otro, ¿por qué le oró Jesús a Dios? ¿Y por qué admitió humildemente que había cosas que él no sabía, pero su Padre sí? (Mateo 24:36.)
-
En muchas religiones se rinde culto a dioses que luchan entre sí, pese a ser miembros de la misma familia. Por ejemplo, en la mitología griega, Cronos derrocó a su padre, Urano, y devoró a sus propios hijos. ¡Qué diferente es la relación que Jehová tiene con su Hijo! Entre ellos hay verdadera unidad y amor. Sin duda alguna, saber esto nos motiva a quererlos más. Jesús también habló de la posibilidad de estrechar nuestro vínculo con ellos cuando oró a favor de sus discípulos: “Hago petición [...] para que todos ellos sean uno, así como tú, Padre, estás en unión conmigo y yo estoy en unión contigo, que ellos también estén en unión con nosotros” (Juan 17:20, 21). ¡Qué privilegio poder estar en unión con los dos seres más importantes de todo el universo!
-
Tal como hemos visto, cuando Jesús declaró que él y su Padre eran uno, no estaba diciendo que fueran parte de una misteriosa Trinidad. Más bien, estaba describiendo la profunda relación que tiene con Dios, la más estrecha que puede existir.


¡Jesús y Jehová lo son, UN SOLO CORAZÓN!

Basado en artículo de La Atalaya del 1 de septiembre de 2009
SITIO OFICIAL GRATUITO DE ENSEÑANZA BIBLICA
 
http://www.watchtower.org/s/20090901b/article_01.htm

EN YAHOO:
http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20110117070926AA6MVH9 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.